Por último

"...haber estado complicado con el viento que siempre tiene razón,
con la tierra y el agua y con la hierba que siempre tienen razón."
(R.G.A.)

21.10.13

Johnny Barbieri - ROTOS TODOS LOS CABOS



I.14 AMO EL MUNDO




Yo también amo el mundo

pintándola en las paredes de los burdeles

amo el mundo repitiendo en las calles

esos movimientos monótonos

de ir y venir

     ir y venir

     ir

Monsieur Brakett

yo amo el mundo

intentando huir

de los que como usted van creciendo en el umbral

pegado a la pared

van creciendo en línea recta y van girando también

                                                         en línea recta

creando una caída recta

                            de pájaros que vuelan

                                                        un trayecto recto

Kierkegaard lo entendería mejor

la felicidad terrena como una trivialidad mundana

repitiéndose en medio del caos

Epicuro

Feuerbach

Banchi de las calles de Lima de 1986

Lima roja rosa rota para andar

desde el Cristo crucificado

al centro de este mundo real/ irreal

un lugar para Voltaire

para ir y venir

ser o no ser

el velo de novia en medio de la noche

el caballo negro

lo total

Descartes en medio de esta irracionalidad

                                             de andar aquel camino

después del camino que se ha emprendido

                                                                   toda la vida

Yo también amo el mundo

tirando para atrás

mis redes con sus peces de cera

nihilistas del lado mayor

Heidegger – de entre todos

hijos de hojalata

hojas de un cuaderno de apuntes

de un viaje a Berlín

antagonistas de la nada

opuestos de sí

yo amo el mundo

y el mundo me ama a mí.




II.7



Un ataúd para Rosa Vrúbel

busco un ataúd rojo para sus escupitajos

una hora del día para construirle el camino

por donde irá exhumando muertes

Rosa náutica        Rosa ascética       Rosa agnóstica

toda rosa reluciente

María Rosa Vrúbel tuvo para sí

los fantasmas que llegaban por las tardes

y se tragaban la luz de sus ojos

Cogí una rosa del jardín

y la rosa me clavó sus espinas y me cortó las venas

habitó mi alcoba

mezcló su sangre con la mía

de amarró a mi cuerpo por siglos

La rosa se hizo un puñado de lumbre

e iluminó la vida        mi vida

ésta vida que escogí para vivirla

tirada hacia las cosas que más amo

hacia la real irrealidad de siempre

allí donde estoy atado a tu piel

a tus entrañas

a tu Cracovia natal

Rosa Vrúbel tiene la edad de la media luna

el cuerpo de los quejidos que nadie soporta

tiene por sueños la podredumbre de sus pasos

que se van para no volver

de las mariposas que vuelan y se parten en dos

en DOS largos gritos

Es dos de octubre y los árboles se parten en dos dos veces

en dos las rosas

en dos los caminos por donde regreso a casa

Rosa es la noche dos veces

Rosa las constelaciones dos veces

El recuerdo de Rosa crece en este rincón donde

está pintada con sus senos pequeños

sus violines      sus murciélagos      su migraña

su cárcel      sus balas     sus tatuajes     sus traumas

y etc., etc., etc.

Johnny Barbieri (Lima, Perú, 1966) ambos poemas de su último libro: "Rotos tods los cabos (Poesía 20 años)", Lima, 2013.

1 comentario :

  1. Gracias Carlitos por la publicación. Eres un gran amigo

    ResponderEliminar

los comentarios son bienvenidos...